(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

jueves, 31 de diciembre de 2009

Nuevo cd de la Escolanía de Montserrat


Me he enterado hoy de la noticia; acabo de escuchar los ejemplos de audio que ofrece la página y siento que he de comunicároslo, porque a juzgar por tales muestras el disco promete. Se titula "Officium hebdomadae sanctae" y contiene obras de Narcís Casanovas, que fuera monje del monasterio de Montserrat en el siglo XVIII. Más aquí.
El disco puede pedirse en su web oficial, imagino; exploraré mañana:
www.escolania.cat
Me encanta el contralto solista, el que aparece en el ejemplo 3.
Prometí hablaros de mi viaje a Munich, donde fui para presenciar el Mesías de Händel cantado por el Tölzer Knabenchor y niños solistas. La crónica del concierto la encontráis en
http://toelzerknabenchor.blogspot.com
¡Oh, quién viviera por aquellas tierras! ¡Cómo sienten la Navidad! El ambiente navideño comienza el primer domingo de Adviento, que es cuando se abren los hermosos mercados. Se puede encontrar allí desde comida hasta bellos adornos (velitas, figuras de madera y cerámica...), y no olvidemos el Glühwein (vino caliente especiado).
La nieve ha contribuido a aumentar esa atmósfera mágica y de postal navideña. Para mí, sevillana, constituye algo realmente especial el verla cayendo, sólo la he presenciado en Bad Tölz y Saulgrub. El sábado 19 fui a Augsburgo para ver un concierto de las tres primeras Cantatas del Oratorio de Navidad de Bach con los Augsburger Domsingknaben y cuando salí de la iglesia hacía -14,5 grados. Sin embargo, yo no notaba el frío salvo en la nariz: con mi chaquetón de plumas, mi abrigo, mi bufanda, mis botas y mis guantes estaba preparada para cualquier eventualidad climática. Lo que no puedo soportar es el calor, y para eso no hay solución, por mucha ropa que se quite uno. Confirmado: podría vivir en Baviera también durante el crudo invierno sin ningún problema. ¡Oh, cuánto deseo trasladarme allí para siempre! Envidio la oferta cultural de esa región: ¡qué cantidad de conciertos! Andreas, un gran fan del Tölzer Knabenchor con quien estoy en contacto y a quien vi por supuesto en el concierto del Mesías y en el de los Augsburger Domsingknaben, no ha parado en estos días de asistir a eventos musicales e incluso, con todo el dolor de su corazón, se ha dejado algunos atrás para no saturarse.
Aquél es el mundo con el que siempre he soñado, aun antes de conocer su existencia, mucho antes de visitar Alemania por primera vez. Por tanto, conocerlo me ha supuesto una revelación.
Me despido con una hermosa anécdota: el viernes 18, en la Rindermarktplatz, la radio bávara organizó un canto colectivo. Nos repartieron un librito con los textos y las partituras de una serie de villancicos, que aquí vemos como música clásica pero allí son totalmente populares y los canta todo el mundo; estoy pensando por ejemplo en "Vom Himmel hoch" y "Es ist ein Ros entsprungen". También "O du Fröhliche", "Macht hoch die Tür", "Maria durch ein Dornwald ging", "Süße die Glocken die klingen", "Ihr Kinderlein kommet" y, por supuesto, "Stille Nacht, heilige Nacht". Me emocionó muchísimo poder unir mi voz a la de todos los presentes: ¡qué maravilla!
Deseo a los lectores de este blog un feliz año 2010 y agradezco el apoyo mostrado.