(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

lunes, 15 de agosto de 2011

Michael Andreas Haeringer, niño pianista

Me encanta descubrir que aún existen niños talentosos para la música; no en vano dedico un blog a los cantores de Tölz. En el mundo en que vivimos, cada vez más deshumanizado y falto de valores, fenómenos como éste constituyen la esperanza de que no todo está perdido, la ilusión de comprobar que aún es posible, que no hemos de tirar la toalla. Para mí, profesora de Secundaria, los Tölzerknaben suponen una tabla de salvación. Sí: muchas veces, al volver del trabajo, he puesto alguna cantata de Bach con esas magníficas, celestiales voces y sólo después de la audición me he vuelto a reconciliar con la vida.
Pero vayamos a Haeringer, que no sólo toca el piano de forma magistral (para algo lleva sangre de Franz Liszt), sino que además compone. Es hijo de alemanes residentes en Barcelona y tiene ocho años en algunas grabaciones que os presento. Primero veréis un documental de TVE donde se nos narra su historia, y luego algunos fragmentos tocados por él.
Herzlichen Glückwunsch, Michael, und geh so weiter! Respekt! Ich wünsche Dir viel Erfolg und Glück und bleibe Deine Bewunderin.
Documental TVE.
Mozart - KV 330.
Haydn - Concierto en Re. Cadencia de M. A. Haeringer.
Beethoven - Patética.
Chopin - Estudio op. 10 N. 2.

Bach - Invención N. 1.

5 comentarios:

  1. Hola Euterpe, realmente sorprendente el prodigio, pero hasta que no he descubierto como parar el fondo sonoro (precioso) que se conecta al entrar en el blog, se han acoplado las dos músicas, convirtiendo la audición en casi dodecafónica.

    ResponderEliminar
  2. Hay una solución para eso, bueno, dos: la primera la que tú has efectuado, detener el reproductor, y la segunda pasar del vídeo embebido y acudir a los enlaces de abajo, donde también aparece el estudio de Chopin. Esos enlaces abren la ventana del Youtube eliminando ésa, luego para volver al blog das a página anterior.

    ResponderEliminar
  3. Realmente prodigioso Andreas al piano.
    Lo recuperaré por Youtube.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. pobre de su madre!!!!
    con un niño así, qué va a ser de ella, ya ha abandonado su profesión, su medio de vida.Bueno, vivirá a través de él.Espero que sea generoso con quien renunció a todo en aras de la santa maternidad

    ResponderEliminar
  5. No llamaría renuncia a la decisión de apoyar incondicionalmente a un hijo tan talentoso. Además no podemos juzgar porque ignoramos los motivos que llevaron a esta señora a dejar el trabajo: igual se lo puede permitir y le satisface más quedarse en casa... Muchas madres abandonan el empleo desde el momento en que nacen sus hijos por verse agobiadas con tanta actividad, sin que éstos sean superdotados. :-) Por otra parte, tales circunstancias no nos incumben: aquí nos estamos refiriendo a la genialidad del chico y está claro que eso ha de ser valorado y apoyado. ¿Cuántos no han podido desarrollar su carrera por falta de medios y comprensión en la familia?
    No olvides que un niño así es motivo de gran gozo: ¡cuántas madres lo quisieran...!

    ResponderEliminar