(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

jueves, 28 de febrero de 2013

¡Nieva espectacularmente en Granada!



Decían los pronósticos del tiempo que iba a nevar hoy, a las siete de la mañana. Yo no podía creerlo porque por la noche había diez grados, pero... ¡Sí! Comenzó a las ocho menos cuarto y duró hasta las nueve y media, unos copazos impresionantes. Curioso bajar por mi calle sin saber ni por dónde iba, con aquella alfombra que tapaba la señalización de los pasos de peatones y no dejaba distinguir entre acera y calzada. ¡Unos cinco centímetros! El paraguas enseguida adquiría el peso de tan hermoso manto blanco.
 

A las nueve y media salió el sol, todo empezó a derretirse. El agua cayendo desde los tejados duró horas. Hoy no hubo tele alemana: mi parabólica andaría cubiertita...
 

Fuimos al Albaicín, al mirador de san Nicolás; y por la tarde a Cumbres Verdes. Dicen que esta noche va a caer otro poquito, pero... Tampoco me fío. De todos modos, ya se han cubierto mis expectativas; no contaba ni muchísimo menos con algo asií.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada