(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

jueves, 24 de junio de 2010

Al pan pan y al vino vino


Esta mañana sintonicé Radio Nacional y oí que había tenido lugar un desgraciado accidente ferroviario. Seguí escuchando y comprobé que el siniestro se había producido cuando unos jóvenes decidieron saltarse el paso a nivel subterráneo para ahorrar unos segundos de espera. Se siguió hablando de posibles medidas de seguridad que hdeberían adoptarse para el año próximo; de urgente investigación de los hechos, etc. En el colmo de la insensatez opinó un oyente: "hay que entenderlo, todos hemos tenido veinte años". O sea, que en lugar de aprovechar para persuadir a otros de que no se salten las normas, de que no son invulnerables y el riesgo también les afecta, justifican la imprudencia de estos jóvenes y tratan de buscar no sé qué medidas de seguridad, cuando el paso a nivel era lo suficientemente grande y estaba estupendamente bien indicado. La misión del ente público es la de educar y se exige asimismo transparencia en la información: ¡no escondamos la realidad, dejémonos de frivolidades cuando se trata de poner en juego la vida de personas! ¿Es que ya no se los puede obligar ni a someterse a las normas? ?Estamos tratando de hacerles ver que nada importa, que se encuentran por encima del Bien y del Mal y que las leyes no les afectan? ¿No es políticamente correcto llamar a las cosas por su nombre, culpar a quienes realmente tienen la culpa y responsabilizar a los que han de cargar con la responsabilidad sin salirnos por la tangente? ¿Qué medidas van a adoptar para otros años, un dispositivo especial que acompañe a los jóvenes a la playa o una escolta para vigilar que respetan las señales? ¡Por favor, seamos sensatos!
En la radio -e imagino que en más medios de comunicación que todavía no he cotejado- siguen hablando de "accidente ferroviario" y hurgando en el morbo de la noticia, lo cual no conduce a nada pero vende. Estoy indignada.
Cierro enviando mi más sentido pésame a familiares y amigos de las víctimas.

4 comentarios:

  1. ay ¡¡¡ que bien hablas hija, mejor dicho : que bien te expresas. pozí, tenés toda la razón... una lástima con tan pokitos años...
    me alegro de la noticia de la comisión de servicios, a ver pa andi te toca....¡¡¡
    un besote latiamaria.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias! Pero, ¿quién eres? Estoy pensando en una María, mas dudo si eres tú o no.
    Aprovecho para expresar mi solidaridad con el maquinista de ese tren que estará pasándolo fatal el pobre, ¡y lo que le queda!

    ResponderEliminar
  3. hola, Euterpe!! Musa!!!!
    Te escribo para felicitarte por lo de la comisión de servicios y para firmarte como la auténtica galleta!!!!
    maría!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues ya hay dos marías que me siguen, aunque la otra no sea una galleta; creo que se trata de una antigua conocida, compañera de curso de mi padre en el Instituto y con quien tengo relación desde que era pequeña. Le dejo un mensaje: "si eres tú, petarda, admítelo". Lo de petarda con todo el cariño del mundo, ella también me llama así. Mi cuñado me adjudicó en tiempos el apelativo "petite petarde", así que está claro lo que soy. :-)

    ResponderEliminar