(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

sábado, 25 de febrero de 2017

!Veo al coro del King's College en Cambridge!




Sobre el río Cam

 Hoy he vuelto a mi querida ciudad de Cambridge para ver un oficio de Vísperas (Evensong) con el coro del King's College: ¡todo un privilegio!
Llegamos poco antes de las cuatro, con lloviznas. Me encantan los días nublados y ese olor a humedad. Encuentro a Cambridge muy tranquila, al contrario del tremendamente estresante jaleoque caracteriza a muchas ciudades españolas. Había bicicletas por doquier: ¡claro! En un sitio tan llano... Podríamos bautizarla como "la ciudad de colinas planas".

Curiosa escultura. Cambridge

 Albergaba la esperanza de cruzarme con mi amigo Stephen Hawking, pero no ocurrió: ¿Andará también hoy por aquí o habrá ido a impartir conferencias a cualquier parte del mundo? ¡Oh, querido profesor Hawking! Estoy terminando "Cosmos". Tú tuviste la fortuna de conocer a carl Sagan: ¡incluso prologó tu breve historia del tiempo! ¡Qué gran hombre! ¿Verdad? ¡Cuánta sensibilidad, cuánto amor por el saber! Cuando acabe este artículo, le escribiré: la carta que nunca podrá leer. ¿Por qué tengo tantos amigos muertos?

La carretera de Herschel

Mañana es el día de las enfermedades raras. ¿Han dejado algún día libre en el año? Imagino que habrá muchos dedicados a varios hechos simultáneos, si no no dan abasto con sólo 365 disponibles. ¿Servirán de algo tantas efemérides? Creo que más bien conducen a la sobresaturación. De todos modos expreso mi deseo de que aumenten los fondos para investigar estas dolencias minoritarias. ¡Qué curioso es el cerebro! ¿Por qué motivo puede negarse a obedecer las órdenes del movimiento? ¿Por qué te privó de él; a ti, tan genial? ¿Qué falla en tu química?

El "Cronófago", un reloj original


Había mucha cola para entrar a la capilla del King's College, pero los menos eran los fieles: ¡casi todos turistas! !Y hasta niños de tres y cuatro años. Sin eembargo, nadie molestó con ruidos y toses; tampoco en el concierto de órgano que escuchamos justo después. ¡Así puedo concentrarme plenamente en la música! En España, por desgracia, he de sufrir a los impacientes maleducados que parecen tener alergia al silencio. El otro día en Sevilla, en "La Flauta Mágica", estuve a punto de lanzar una indignada exclamación de fastidio. "¡Señores: a los conciertos se viene ya tosidito de casa!".

Enrique VIII en la fachada


Hemos de agradecer a la religión cristiana las músicas que ha inspirado. Claro que, sin ella, igual hubiéramos compuesto cantatas a los planetas y las estrellas, a la belleza de un paisaje o a la conmovedora ternura de un niño pequeño...
¡Oh, mi querido coro del King's College, en directo! Estábamos un poco lejos y la acústica no era muy buena, pero... ¡Qué maravilla! Sobre todo un pasaje con dos niños soprano solistas. Al final interpretamos todos un himno. Yo no tenía la letra, lo hice "a bocca chiusa". Me enteré después de que hubiera podido pedir los textos en Braille. ¡Bravo! Cambridge, ciudad accesible. Me encanta la maqueta que tienen al lado del Trinity College, con la zona del centro. En ella he podido apreciar la forma alargada de la capilla del King's.

Programa del concierto


Me he hecho una foto junto al Corpus Clock, y al lado del cartel anunciador de la calle William Herrschel. ¡Sí! El músico alemán que, a la vejez, leyó un libro de astronomía, se interesó por esta ciencia y descubrió Urano. ¡Genial, ciertamente!
En nuestro camino hacia el coche, con viento, siete grados y unas tímidas gotas de agua, pasamos junto al Caius College. ¡Amigo Hawking! Sé que algún día nos encontraremos en persona. ¿Lo deseas tanto como yo? Imagino que no, pues tu cohorte de admiradores es gigantesca y yo sólo represento un mínimo porcentaje. En cualquier caso, quiero que sepas que te profeso un inmenso cariño y una gratitud suma por haber contribuido en gran parte a mi resurrección. ¡Gracias, muchas gracias! Y..., ¡Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. ¡Qué gusto da leer tus crónicas Rocío y esa admiración que expresas siempre hacia esos grandes maestros, de la música y no sólo! ¡Sigue así siempre!

    ResponderEliminar
  2. Que lujo más absoluto. Me llena mucho saber que has podido vivir ese momento. Espero algún día estar allí y verlos también. Os quiero mucho!! Muchos besos!!!

    ResponderEliminar