(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

domingo, 10 de julio de 2016

¡Hasta pronto, Galaroza!

Como todas las despedidas, esta ha sido dura. En cualquier caso he de confesar que el dramatismo no ha resultado demasiado intenso, porque sé que volveré, y ocurrirá en septiembre, para poder estar presente en la tradicional fiesta de los jarritos, donde el agua, elemento que adoro, es la protagonista principal. Emy: ve reservando tu hostal para tres o cuatro noches. Bueno, el hostal entero no: con una habitación me conformo.

Quiero cantar en esa fiesta, cantarle a la fuente mientras la gente se moja. Adoro que, en este mundo tan globalizado, tan carente de identidad propia, aún pervivan fiestas tradicionales y populares como esta, y que encima se implique todo el pueblo, la reavive año a año y la respete.

Los galaroceños... !Colapso  Los cachoneros son tremendamente amables, educados Y comprensivos independientemente de la edad y condición. Ya hablé de ello en mi entrada sobre las impresiones desde la sierra de Huelva.

Las palabras ahora sobran. Demos paso a los sonidos, que son más evocadores. Aquí algunas grabaciones efectuadas desde la fuente de los 12 caños, adonde volveré en septiembre. A, eso ya lo he dicho.

!Gracias, 1600 habitantes de Galaroza!

Willow Song:

Es ist genug:



Eile mich, Gott, zu erretten:

I know that my redeemer liveth:

Gli sguardi trattieni:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada