(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

miércoles, 13 de julio de 2016

Me paralizo para denunciar: ¡bravo, Irene!

El módulo de discapacitados está muy bien, pero carece de sillas para ylos usuarios. Los monitores fueron a bañar a alguien y dejaron una libre, diciéndome que me podía sentar, si bien luego se contradijeron arguyendo que, aunque ellos la hayan abandonado temporalmente, esa silla es suya. De acuerdo, yo no tengo ningún problema en sentarme en el suelo o en quedarme de pie. Todavía soy joven y, por suerte, las piernas me van.
A esto que descubrí una silla manual. Quise saber cómo era exactamente. Me puse a tocarla y alguien me dijo, una usuaria, también ciega, de Zaragoza, que veranea aquí y que es simpatiquísima, junto con su marido:y
-puedes usarla, total, han ido a bañarse.
-pero es que no es mía, no me atrevo…
-bueno, cuando vengan te quitas.

Me subí, me abroché el cinturón y coloqué Las plataformas para los pies. Me hice la foto que adjuntaré en este artículo. Yo imagino que entre los discapacitados, entre nosotros tendría que existir una solidaridad, por lo menos en mi caso si la hago aplicable. Pero: ¡quiá!
-ahora mismo se baja usted de la silla de mi hija. No tiene derecho. Si quiere que le falte al respeto le falto al respeto. Pero no tiene derecho, y menos a manipularla.
-estoy totalmente de acuerdo con usted, no tengo derecho; lo que pasa es que quería ver cómo funcionaba y quería utilizar esto para solidarizarme con los discapacitados en una página que tengo
-le repito: que sea esta la primera y la última vez. No tiene derecho subirse en la silla de mi hija.
-lo siento. No se preocupe, será la últimav ez: esta tarde me voy.
Me invadió un tremendo deseo de conocer a la supuesta hija, pues ya madre, al parecer, no ha aceptado su discapacidad. Pero algo me sugirióa una cosa mejor, una denuncia efectiva, aunque realmente no sabía si la madre y va a captar mi signo. Resulta que justo en aquel momento había quedado libre una silla Anfibia. Me senté, coloqué el cuello ligeramente ladeado hacia la derecha, una mano encima de la otra y así permanecí, algo reclinada hacia adelante, Sin mover ni un solo músculo, ni uno solo, ni uno, durante más de media hora. Pero algo me hizo cobrar vida:
-¡Qué guapa estás, Irene!
cual impulsada por un resorte me alcé y me encaminé directa hacia la voz, En una trayectoria bien clara indicada auditivamente.
-¿Dónde vas? ¿Vienes a la ducha?
-no: quiero conocer a Irene.
¡Por fin! Me la presentaron. Yo llevaba en mimano algo: una pulsera de goma con la leyenda "amo Cádiz". Tomé su mano y se la coloqué, y ella me respondió con un caluroso y sincero abrazo.
-no te va hablar.
-ya lo sé. ¿Qué problema tiene? ¿Qué puede mover y que no?
-puede moverlo todo. Tiene parálisis cerebral. Es como si fuera una niña pequeña.
Sí, igual de dulce.

Ojaláfuéramos todos un poco así, tan dulces, tan francos. Tomé su mano y le deletree su nombre, en el alfabeto dactilológico.. Seguro que no lo recordará, pero bueno.
-¿Te gusta la pulsera?
Le coloqué las manos en la cabeza y vi como asentía, Y me dio otro abrazo. Me la hubiera comido a trozos en aquel mismo instante.
Espero haber dado una gran lección a esa señora. Y espero, de verdad, que Irene sea feliz, aunque imagino que sí. Por suerte para ella posee esa felicidad sólo propia en los niños y en algunos adultos, como yo.
-Irene: ¿me quieres?

Post data: me acabo de enterar de que Irene y su madre no tenían nada que ver con la estúpida maleducada insolidaria de antes. Ella se habrá ido con su hija. Dejaré la pulsera a los monitores. ¡Qué pena!

12 comentarios:

  1. Tú como siempre Rocío, comprometida a más no poder, ¡le pese a quien le pese! ¡Vamos ahí, vamos con todo!

    ResponderEliminar
  2. Odio a la puñetera Siri que me ha hecho introducir una errata en este mensaje. Donde quería poner " los monitores fueron a bañar a una usuaria cierra comillas la Siri se ha tomado la libertad de escribir " los monitores fueron apañase ". Me hace decir palabras que no han sido mías. Los de la manzanita universal podían haber inventado algo mejor.

    ResponderEliminar
  3. Que alguien me explique por qué no puedo evitar con el móvil, me refiero a editar la entrada. Qué clase de inaccesibilidad tiene esto
    En casa en vengaré el error. Me gustan poco las imprecisiones, bastante poco. Cuando quiero decir algo quiero decir precisamente eso, y odio que una maquinita haga de las suyas. Siri, te ordeno que escribas bien. Es la segunda ley de la robótica. No me hace caso. Se ve que está seriamente dañado su cerebro positrónico. Como saque la pistola de electrones se va a enterar.

    ResponderEliminar
  4. Además al principio yo creo que la silla esta la tenían aquí los monitores, que formaba parte del servicio, igual que el anfibios. Pero claro, una silla manual no la tienen porque tener ahí. Es que… No sé, me siento un poco… ¿Culpables?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora no me voy a molestar a corregir los errores de la Siri, porque estoy harta de corregir siempre lo mismo. Me da igual que no escriba bien. Me da lo mismo. Ya dimito, dimito de la Siri, me altera excesivamente. Espero que hayan arreglado ya mi teclado externo.

      Eliminar
    2. Hola señorita Rocío: recibimos una llamada de que alguien nos espera en módulo justo al lado del hotel (estando este a 50m de nuestro lugar infranqueable de trabajado)pero vamos a reciirte, no siendo esta nuestra labor y función sino una cuestión de humanidad,la recogimos le acompañamos hasta la zona y he aquí todo ella para ti, pero al igual que cualquier familia que vive enfrente, viene de lejos, viene a pasar un fin de semana ... vienen preparados con todos sus utensilios y objetos que ellos crean que necesitan para estar en la playa no olvides que cada uno de los discapacitados que pasa por aquí tiene un lugar donde guardar sus sillas de playa ( los de mas estancia continua o que lo soliciten) y nosotros como socorristas y no como monitores pasamos aquí 9 horas en una silla y una mesa de plástico que por supuesto es para nuestros descansos cuando no hay baño o simplemente para hacer el uso que nosotros queramos y aquel que viene por aquí sabe que lo nuestro es suyo y al final lo suyo nuestro pero la que no vino con humanidad y solidaridad fue usted señorita Rocío, hoy puedo decir que no nos hemos encontrado a nadie como usted nosotros somos los primeros en qué ver que personas como vosotros disfrutéis y seáis felices de este lugar tan maravilloso como el primer día se le advirtió de cómo estaba el mar y decidió bañarse "bajo su responsabilidad y usted se fue de inicio sin querer ayuda y claro cogió al lado opuesto de donde iba a poder estar segura y al menos vigiladas por nosotros (como hacemos siempre,echar un ojito) como el resto de la playa,pero usted no quería llamar la atención pero de repente toda la playa estaba desprotegida menos usted que tenía 8 ojos para ti sola, ya por ahí,noestabas respetando nuestro trabajo y nuestra labor. Al final vimos que su seguridad estaba siendo mermada ya que se metió en el mar y estaba llevándole hacia su izquierda. Decidimos invitarle a salir del agua y su actuación fue de reproche hacia nuestra labor no la veía justo creía que le estábamos poniendo esa barrera infranqueable de no no no no.
      Y bueno se viene y hace el uso de lanza que por supuesto he de decir que lo brindamos para sentarse pero que tampoco ese su uso si nos ponemos a tratar cuál es el servicio de Anfi( son materiales a cuidar porque pasan muchas personas ,esto es por sacarle punta al lápiz.
      Y bueno resumiendo usted decide sentarse en nuestra silla por supuesto brindada por nosotros.
      Y claro me lo dejamos durante 45 minutos al lado de usted sin tener que dar ningún me pregunto yo por qué tengo yo que quedarme de pie en mi lugar de trabajo de 9 horas?? Aquí creo que ya estaba echándole un poco de cara al asunto y claro Sí ya hablamos de cuando te sentaste en la silla de Irene.
      Simplemente iba a decirle que le costaba mucho trabajo tener esa silla completamente adaptada a una niña de 12 años que si no le importaba no hiciera uso de ella no por falta de solidaridad pero cada uno sabe su circunstancia.
      Y te digo yo: ¿ me parece correcto esa actuación? Quizás sí la hubieras tratado normal simplemente para descansar no hubiera habido problema pero claro porque tiene que sentar a su hija ahora en una silla que está mojada sin saber de qué puede estar mojada?
      Es bastante extenso el mensaje pero claro que contarlo todo tal cómo fue.
      Sí eso madre y al subir se encuentra a una persona que simplemente le dice que está descansando porque me ha podido traer silla seguro que no hubiera habido problema pero usted metió las manos donde no le llaman.
      Todo eso sin querer llamar la atención pero desde una señora mayor que te acompañe al baño una chica amiga mía que te da un bocadillo esa misma chica te acompaña por una lata nosotros mismos te compramos una lata digo yo ¿no necesitas nada de ninguno de nosotros?
      Porque insististe mucho en no necesitar nada de nosotros.
      En fin, aquí aclarar tu paso un poquito más ampliado por el Anfi de victoria.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Mi muy querida Azahara:
      Agradezco tu mensaje, lo que ocurre es que me cuesta un poco entenderlo, porque le falta puntuación y está expresado muy… ¿Muy rápido? ¿Muy seguido?

      Si hice algo malo metí la pata en algo, lo siento, y me encanta que me lo hagáis llegar. Resulta que los monitores me ofrecieron su silla, después de haberles yo dicho que no me importaba estar sentada en el suelo, no tengo ningún problema. Sin embargo, al rato me increparon por haber permitido que ellos estuviesen de pie, y yo simplemente pensé que no querían sentarse, porque me habían dejado la silla, porque me habían dicho expresamente que me sentase, porque ellos fueron a bañar a otra usuaria.
      Luego, para no molestar y en atención a que estaban comiendo, decidí ir al baño sin pedir ayuda, que a fin de cuentas es fácil: es seguir la madera. Pues también se enfadaron. En fin, que una intenta hacer las cosas bien… Después hubiese querido bañarme más tiempo, y hubiese podido hacerlo, si hubiera estado sola, y me da rabia que haya tantas barreras: yo puedo bañarme sola, y luego ir al módulo. Tengo libertad para bañarme, no me voy a ahogar, no soy tan sumamente idiota, creo.
      No presumo de no necesitar ayuda: la ayuda siempre, siempre será bienvenida. Lo que ocurre es que si para algunas cosas no la preciso, me resulta redundante solicitarla cuando hay otros usuarios que la demandan. No soy la única en el módulo.
      En cuanto a lo de la silla, de acuerdo, metí la pata: sí, lo hice. Soy impulsiva, me dejé llevar por… De hecho, yo creí que la silla era vuestra, es decir, que la habían puesto para el módulo, como material. Y al no estar vosotros allí y animarme la compañera a que la tocase… No pretendía hacer ningún daño, de verdad. Yo si llega un niño curioso y me coge mi bastón se lo enseño, en ningún caso le grito o le digo que lo suelte. Todo lo contrario, quiero que sean curiosos, quiero que aprendan. En este caso yo era esa niña curiosa, aunque tenga 36 años. Estoy aprendiendo ahora mucho sobre discapacitados motóricos.
      A la madre de esa cría le pedí disculpas, y ella continuó, siguió increpándome, dijo que me iba a faltar al respeto, cuando yo no había hecho nada similar. Sólo tocar la silla. De todas formas, ella no me importa tanto como la hija, para la que tenía una pulserita de goma y una postal de regalo. Y no pude verla. La madre salió huyendo: no quiso que pudiese verla. No sé, no se por qué tengo los ojos llenos de lágrimas. Intuyo que ella no acepta la discapacidad de su hija. Eso me dolería, porque podría originar que la niña fuese desgraciada, super protegida, mimada, anulada, en fin… Sé de lo que hablo. Conozco el mundo de la discapacidad muy, muy de cerca, Y la influencia positiva y negativa de según que entornos familiares. Por eso, por eso, me da pena, estoy llorando, no sé, igual fabulo igual invento historias, pero pienso… Ésa señora no merece ser tan cruel, la hija no merece tener a una madre que se dirige así de cruelmente a alguien que se interesa por la discapacidad.
      Gracias a todos por todo.

      Eliminar
    4. Lo siento pero no me permite ñ móvil mucho más.
      La silla la manipulastes sinsber de qien,como o porque!
      ¿Puedes habla no? Pues pregunta para el uso d todo,pero con respeto.
      La mojaste con Tu bañador algo que para ti no importa pero para la duela : ¿y seis pipí? O un refresco...oooo! Porque sin preguntar vas por libre???
      Nadie en este mundo puede volar por todos sitios a su antojo y semejanza con o sin discapacidad.
      La silla te la brindamos por supuesto, pero le echaste cara al asunto porque repito: todo el mundo baja con neveras, carros,sillas de ruedas, amacas... Para estar en la playa, lo que no se puede ir es a costa de los demás. "Se como todos".
      Las tablas debes seguir para ir al baño?? Quizás tu vuelta hubiera sido caótica: quiero recordar que fueron mucha manos las que te facilitaron un simple refresco,silla,camino de bus, bocadillo "de jamón mismo" , etc.
      Así que respeto por la acciones se los demás y con nuestro trabajo que no te ibas ahogar pero quizás si aparecer a 1 km del Anfi por como estaba el mar.
      Haxme caso a mi de esto que de esto entiendo.
      Y por lo demás aquí te esperamos en septiembre pero ven con mejores condiciones y debate guiar x la vida por personas humanas

      Eliminar
    5. Querida: mi respuesta ha salido al final del todo. Disculpa las molestias. Gracias.

      Eliminar
  5. Querida Rocio, son interesantes tus observacione y te animo a separarlas unas de otras en orden a tus propios intereses.
    La falta de sillas para los usuarios junto con los defectos del sistema de escritura de tu movil,entrarían en el campo de las SUGERENCIAS Y RECLAMACIONES ante los servicios públicos correspondientes.
    La falta de SOLIDARIDAD sentida por tí ante la madre que no quiere que otra persona manipule la silla de su hija discapacitada,sería objeto de diálogo entre las partes intervinientes, pues se trata de diferentes puntos de vista del sentido de la propiedad.
    Por último, tu amor y deseo de comprender y solidarizarte con otras discapacidades físicas y psiquicas, pertenece al campo de tu sensibilidad y curiosidad personalísima.
    Delimitados los campos, es más facil decidir si se quiere actuar y pensar como.

    Continúo animándote a la acción en el primero de ellos.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias, mi sensata amiga.
    Sigue enseñándome y aconsejándome: !lo necesito!

    ResponderEliminar
  7. Muy querida mía:
    Yo también entiendo, llevo 36 años siendo ciega. Lamento mucho no poder llevar a la playa nevera ni silla: la mano derecha la tengo ocupada por el baston, y la izquierda con el bolso.
    El riquísimo, exquisito bocadillo de jamón se me ofreció; no lo pedí yo, y lo agradecí convenientemente, y lo sigo agradeciendo.
    Siento mucho haber causado una alteración momentánea en el asiento de la silla manual: creo que ha sido mi único "pecado". Temo, sin embargo, qque la señora madre no me absolverá nunca.

    ¿Ir por libre? ¿Prefieren ustedes a un mueble, a alguien que no haga nada y que no quiera experimentar por sí mismo?
    ¿En qué condiciones he de volver en septiembre? Explicadme...: creo que me he comportado de forma educada; sólo me quería bañar, porque aquí no tengo mar... Y lo de sentarme en la anfi me lo ofrecieron los monitores, yo llegué de primera al suelo.
    Y no: no puedo llevar silla, bolso, nevera y bastón; por desgracia sólo cuento con dos manos. Lo lamento profundamente.

    No sé en qué he podido ofenderos, no lo entiendo, no lo comprendo o soy demasiado tonta para llegar a ese punto. Una intenta hacerlo todo bien y mete la pata siempre... ¡Es incomprensible!
    Por lo demás sigo dando vueltas a eso de las "personas humanas". Es verdad, cada vez hay menos. Si tenemos en cuenta, por ejemplo, lo ocurrrido ayer en Niza...
    ¡Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah, COLAPSOOOOOOOOOOOOOOO! HELP, COSmiC FRiENDS! Help, second foundation! I need a... Guide?

    ResponderEliminar