(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

domingo, 26 de junio de 2016

Estuche de voto accesible para ciegos: ¡feliz día electoral!

Hoy me dirigí tan feliz al colegio correspondiente con la ilusión de ejercer mi derecho al voto completamente sola. Me dieron una carpetita y tuve que sentarme en un sillón, cómodamente, para leer las instrucciones:

La papeleta del Senado está debajo de una plantilla, donde ha de marcarse la candidatura y luego extraer dicha papeleta e introducirla en el sobre correspondiente. En una hoja aparte hay una guía donde se explica qué candidatura responde a qué numerito de la susodicha plantilla.

Otro sobre contiene todas las papeletas, cada una de las cuales se halla en un sobrecito con el nombre del partido en Braille.

Luego... ¡Huy, me falta algo! ¡Me falta algo, me falta algo! ¿Dónde están los sobres para introducir las papeletas, el del Congreso y el del Senado? Aquí hay dos, pero sin rotular. Busco en el suelo, busco en la carpeta, busco en la mesa... ¡Aaaaah! Van a ser ésos dos, pero: ¿cómo los diferencio? Hubiese bastado con repetir la operación ya empleada para las papeletas: ¡sólo eso! Mas entonces el estuche funcionaría a la perfección, y lo de que en España algo funcione a la perfección no es de recibo, ¡nos quitaría identidad!

-Señora: ¿me podría indicar, por favor, qué sobre es el del Congreso y cuál el del Senado?

-¡Claro! Éste es el blanco.

-Disculpe: ¿y el blanco para quién va?

Suerte! Espero que votéis bien y que esta legislatura resulte, al menos, mejor que la anterior.

2 comentarios:

  1. Yo para estas no lo he pedido, la verdad... tengo tantas cosas en la cabeza que lo olvidé, pero aún así he ejercido mi derecho y he votado lo que quiero, quiero cambio y lo quiero ya. ¡Vamos!

    ResponderEliminar
  2. ¡A las barricaaaaaaaaadaaaaaaaas! ¡Je, je, je, je, je!

    ResponderEliminar